viernes, 5 de octubre de 2012

Balance de las elecciones en Exactas: La Izquierda al Frente, una alternativa para los luchadores

Del 25 al 28 de septiembrese realizaron las elecciones al Centro d eEstudiantes de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA. Dicha semana, con solamente cuatro días para votar, fue establecida con apenas tres semanas de anticipación. Esta maniobra, aprobada por el FEM (La Mella) con el apoyo vergonzante de Libres del Sur y Lista Unidad (CEPA), fue aplicada para ir a unas elecciones con el menor debate político posible.
Es que la conducción del CECEN venía sufriendo un lento proceso de desgaste, causado principalmente por el conflicto sobre los locales del Centro. Por ello, trataron de reducir el tiempo con e lque contamos las agrupaciones para exponer nuestro programa. Simultáneamente, lanzaron unacampaña completamente vacía de contenido e intentaron ocultar la desastrosa ubicación política de estar adaptados a la gestión de la facultad y al gobierno K, lo cual lleva al CECEN a una parálisis absoluta ante cuestiones como las cesantías en la UBA o los despidos en el CONICET.
Poniendo énfasis en este punto, desde el Nuevo MAS conformamos La Izquierda al Frente, junto con los compañeros de En Acción (PO). En el marco de nuestra campaña pasamos por cursos y discutimos con muchísimos compañeros la necesidad de poner al CECEN en las calles para frenar la avanzada kirchnerista sobre la educación pública, e insistiendo en que dicho ajuste es lo que expresan las cesantías, despidos y ataques a las carreras por medio de la CoNEAU y a los profesoradoscon el CUCEN.

IMPORTANTE RETROCESO DELFEMY AVANCE DE LA IZQUIERDA
 Realizando una campaña completamente despolitizada, sin mencionar ni una sola vez al gobierno ajustador y a sus autoridades universitarias, el FEM mantuvo la conducción del CECEN, pero a un costo: una caída de casi 15 puntos respecto de la elección del año pasado. Esto marca una debacle de la agrupación que conduce nuestra gremia ldesde 2008, que se desgasta a lperder su perfil que aparecía como más “combativo” (queriendo apropiarse de la victoria de todo el movimiento estudianti lcontra las acreditaciones en 2010 )y va cayendo más en la parálisis que le garantiza la estabilidad del CECEN. Obtuvieron cuatro vocales en la Comisión Directiva, perdiendo uno en relación a la conformación anterior.
En segundo lugar, y con tres vocales, se ubicó el frente compuesto por la CEPA y Sur, con una política de lavado de cara a la conducción actual. Este frente–de un nivel de oportunismo que lo llevó a ni siquiera poder acordar un nombre en común– planteaba el problema del ajuste de manera totalmente lateral, poniendo énfasis en las movidas aisladas que cada una de las organizaciones que lo componen realizó a lo largo del año. Lo único tangible de su campaña fue que buscaban “sumarle más fuerza a lCECEN (que ya tenemos)” ,es decir, algo completamente ajeno a las luchas que se desarrollan en nuestra Universidad y, sobre todo, fuera de ella.
Al contrario de ese frente, la izquierda combativa ha realizado un avance significativo: sumando todas las expresiones de la izquierda, ésta se alzó con un 24%. La Izquierda al Frente fue sin lugar a dudas la lista que agrupó algrueso de los compañeros que quieren un CECEN que salga de su actual adaptación a las autoridades, y obtuvo el 16,96% de los votos y dos vocales. El año pasado, el FIT (compuesto por el PO, el PTS e Izquierda Socialista) obtuvo el 14,95%, empatando con el frente de los K, que este añoquedó cuarto con un 10,46% y un vocal.
Claramente, esto se corresponde con una caída del gobierno nacional por motivos que exceden a la facultad y anidan en el descontento que se comienza a sentir contra el ajuste y que también se expresa por izquierda, enfrentando también a la oposición “cacerolera”. Parte de estos votos se desplazaron desde La Mella a La Izquierda al Frente.
Pero esto no explica el avance de la izquierda de forma absoluta. Este año, ¡Ya Basta! - NuevoMAS ha dado un gran salto en su inserción en Exactas, a raíz de una mayor actividad política en la facultad contra el ajuste sobre la Universidad, contra la megaminería, por el derecho al aborto junto a las compañeras de Las Rojas. El resultado obtenido –integrando un frente que quedó tercero entre nueve listas, y tratándose de las primeras elecciones en que nos presentamos en esta facultad– deja claro que hay un espacio para que la izquierda consecuente se desarrolle en la facultad, al calor de estas duras batallas y con una línea de recuperar e lCECEN en claro enfrentamiento contra las autoridades y el gobierno.

IZQUIERDA SOCIALISTA Y PTS:EJEMPLOS DE DIVISIONISMO SIN PRINCIPIOS
 La victoria política de La Izquierda al Frente cobra mayor relieve cuando se tiene en cuenta que, a diferencia del FIT en 2011, tuvo que competir, dentro de la izquierda, con otras dos listas.
El alejamiento de Izquierda Socialista se debe a una línea oportunista de delimitación con el Partido Obrero en torno a la conducción de la FUBA. Desde nuestra organización, venimos denunciando y enfrentando desde hace años que el frente sin principios entre el PO y La Mella en la Federación deja a esta sin un horizonte político claro, impidiéndole organizar a los estudiantes para obtener sus reivindicaciones junto a los trabajadores. Sin embargo, IS hace una crítica olvidando, como por arte de magia, que ellos forman parte de ese mismo acuerdo desde hace 10 años. Por esto, prefirieron realizar una campaña despolitizada que obviaba los problemas reales que plantea la política del gobierno en la Universidad, y llevaron a cabo una política marginal y sin ningún contenido luchador, sobre cuestiones muy puntuales del CECEN. Como consecuencia de esto, IS retrocedió quedando sin participación en la Comisión Directiva.
El caso del PTS es, quizás, aún más vergonzoso. Mantuvo largas discusiones con nuestra organización durante las semanas de conformación del frente. A pesar de que esta corriente adolece de toda intervención militante en la facultad estábamos dispuestos a discutir criterios que la contengan, pero toda discusión fue infructuosa y al momento del cierre de listas decidieron romper diálogo ,según ellos, por el orden de los sellos en la boleta. Esta manifestación de sectarismo autoproclamatorio, rozó lo grotesco cuando demostraron su falta de inserciónen la facultad al ser incapaces de alcanzar el requisito mínimo de 25 estudiantes que avalen su lista, confirmando que son desconocidos para prácticamente todos los estudiantes. Finalmente, se presentaron solos, debido a que el FEM resolvió “hacer una excepción” permitiendo que el PTS presente una lista fantasma que le reste algún voto a la izquierda.

UN GRAN AVANCE DE LAIZQUIERDA Y DEL NUEVO MAS
 Con todo lo anterior, nuestra campaña ha tenido un enorme perfil de izquierda, en completa consonancia con nuestro desarrollo a lo largo del año en toda la UBA. Aquella fue recibida por una enorme cantidad de estudiantes de la facultad, y apoyada por 240 compañeros. Queda claro que en Exactas comienza a abrirse un espacio de izquierda, que debe ser aprovechado para sacar a lCECEN de la parálisis que le impone el FEM, y constituirlo como una herramienta para organizarnos contra los despidos, el ajuste, la privatización de las carreras y la injerencia de empresas privadas como La Alumbrera en la universidad pública. Debemos estar atentos ante la posibilidad de que este resultado preanuncie un nuevo terreno para dar la lucha en nuestros demás frentes de intervención.
Por nuestra parte, ponemos la vocalía conquistada por ¡Ya Basta!- Nuevo MAS en La Izquierda al Frente al servicio de todos los luchadores, para la organización y el desarrollo de una política independiente y aliada a los trabajadores, para sacar al CECEN de su letargo y ponerlo en pie de lucha.

¡Ya Basta! Exactas

No hay comentarios.:

Publicar un comentario